Empezaron a llamarme «RaRita» en uno de mis antiguos trabajos…

Creo que era una etiqueta que surgió con un poco de mala intención, pero en realidad nunca la tomé como un insulto sino más bien como una ventaja:

Gracias a ser la «RaRita» era libre para hacer cuanto quisiera con sólo ser yo misma.

Esto le dió nombre al proyecto, pero mi motivación principal vino de la dificultad de encontrar productos exclusivos a buen precio y de la pérdida de tiempo que yo misma sufría cuando buscaba algo que «no estaba de moda» o «no era de la temporada».

 
Las rarezas son esos detalles que nos caracterizan,
que nos definen, nos diferencian
y hacen que nos sintamos únicos.

 

Así nació  Bags:

Un espacio de diseño donde cada cual pueda dar rienda suelta a su creatividad, a sus ganas de expresar; con el único objetivo de dar forma a ese sentimiento de felicidad que te otorga el mero hecho de ser quién eres.

¿Que quieres un bolso blanco en pleno invierno? o ¿Uno negro en verano?

Aquí te damos la posibilidad de encargar lo que no encuentras, de fusionar tus gustos creando tu complemento perfecto y de hacer mezclas únicas que reflejen tu verdadero «yo».

En definitiva, para mi ser no es ser fan de una marca…
 
Es ser tu mejor fan.

 

Arancha (RaRita N.1)