Empezaron a llamarme «RaRita» en uno de mis antiguos trabajos… Supongo que se debía simplemente a que hacía las cosas de manera distinta a lo convencional, a lo ya establecido.

Sin duda era una etiqueta: cuando no sabes, no conoces o sencillamente no entiendes algo, lo catalogas como «RaRo».

Sorprendentemente nunca lo tomé como un insulto sino más bien como una ventaja: Gracias a ser la «RaRita» mis actuaciones se justificaban por sí solas; era libre para hacer cuanto quisiera con sólo ser yo misma.

¿Por qué no crear algo entonces donde todo el mundo pudiera sentirse igual?

 

Esto fue lo que me llevó a desarrollar Bags, un espacio de diseño donde cada cual pueda dar rienda suelta a su creatividad, a sus ganas de expresar; con el único objetivo de dar forma a ese sentimiento de felicidad que te otorga el mero hecho de ser quién eres.

Las rarezas son esos detalles que nos caracterizan, que nos definen, nos diferencian y hacen que nos sintamos únicos.

 Imagina por un momento tu voluntad hecha estilo, siendo fiel a lo que reconoces en ti; a lo que te anima, a lo que te gusta: saltar cualquier tipo de obstáculo para lucir tu propia esencia.

En  te damos la posibilidad de encargar lo que no encuentras, de fusionar tus gustos creando tu complemento perfecto, de hacer mezclas únicas que reflejen tu verdadero «yo».

Potenciamos tu estilo, tu sello personal, y lo convertimos en algo tangible, en algo real.

En definitiva, ser no es ser fan de una marca, es ser tu mejor fan.